batalla
and posted in Sin categoría

La Batalla de Bannockburn

En esta batalla las tropas de Robert Bruce se habían preparado en Bannockburn para presenciar al acuerdo de paz entre el entonces Rey inglés y su Soberano escocés. Dado que la negociación fue fallida, los escoceses cargaron sobre los campos en pos de los ingleses. En esa batalla, miles de ingleses murieron, dando una enorme victoria a Escocia, en la cual también lograron su ansiada independencia. Se barajan hipótesis sobre la participación de un nutrido grupo de templarios escapados de la persecución, luchando en las filas escocesas. En cualquier caso, el resultado fue que un ejército de 6.500 soldados derrotó a otro compuesto por más de 20.000. (23 y 24 de junio de 1314) fue una trascendental victoria escocesa contra los ingleses en las Guerras de independencia de Escocia.

Seis meses después de la ejecución del líder rebelde escocés William Wallace, Robert Bruce se alzó como nuevo dirigente contra los invasores ingleses. El 25 de marzo de 1306Robert fue coronado rey como Roberto I de Escocia. Eduardo I de Inglaterra no tardó en reaccionar y mandó una expedición contra Robert que le obligó a huir hacia el norte, viviendo en la clandestinidad y preparando la guerra de la forma en que la había hecho Wallace. En mayo de 1307 Bruce consiguió derrotar a los ingleses en la batalla de la colina de Loudoun. El 7 de julio de 1307 Eduardo I muere y el ejército inglés se retira en su mayoría por orden de su sucesor Eduardo II, hijo del anterior. Robert Bruce aprovechó las circunstancias para promover una insurrección y a modo de guerrilla atacó a los destacamentos ingleses que quedaban en Escocia. En 1310 el rey Eduardo mandó una expedición para acabar con los rebeldes logrando controlar de nuevo la zona.

En 1313 Robert Bruce retomó la lucha y atacó los castillos en poder inglés conquistando uno tras otro. Pero frenaron su avance los escoceses ante el castillo de Stirling, gobernado por Philip Mowbray, el más importante de la zona. Como respuesta a los ataques Eduardo mandó un ejército de 3.000 caballeros y 20.000 infantes comandados por él mismo que se enfrentarían al pequeño ejército de Bruce, de sólo 6.500 combatientes.

Los ingleses tuvieron el apoyo de nobles escoceses como Ingram de Umfraville o el conde de Angus.

Las fuerzas inglesas marcharon rápidamente hacia el castillo de Stirling, después de pasar por Edimburgo y Falkirk. La infantería de Bruce se preparó para la batalla ante la inminente venida de los ingleses pertrechando a la infantería de largas lanzas, como gustaba a Wallace. Thomas Randolph, I conde de Moray, comandó la vanguardia, la cual se encontraba a una milla al sur de Stirling, cerca de la iglesia de San Ninians; Bruce comandó la retaguardia y el hermano de éste, Edward Bruce, la tercera división. Bruce también dispuso de una fuerza de caballería al mando de Robert Keith, la cual tendría un papel crucial en la batalla. Muchos hombres de armas escoceses (reclutados de la nobleza y de la próspera burguesía) lucharon en esta batalla.

La vanguardia inglesa estuvo compuesta por los condes de Gloucester y Hereford. Henry de Bohun y Henry de Beaumont comandaron la caballería, mientras el rey Eduardo II quedaba en la retaguardia.

 

La Batalla

 

Primer Día

El comienzo de la batalla tuvo lugar el día 23 cuando la caballería inglesa se lanzó contra el flanco izquierdo escocés. En el fragor de este primer contacto entre los ejércitos, Henry de Bohun vio a Robert Bruce y se dirigió hacia él lanza en mano, lo que provocó una lucha al estilo de los torneos entre los dos en la que salió vencedor el escocés. Luego vino un segundo ataque de 700 caballeros ingleses contra el centro del ejército escocés. Bruce al ver el peligro que corría su infantería mandó a su flanco izquierdo contra los caballeros. Después de momentos de confusión los ingleses se retiraron a su campamento y los escoceses celebraron su primer día de victoria. Entre los cautivos ingleses se encontraba Sir Thomas Gray, cuyo hijo escribió Scalacronica  libro en el que cuenta las memorias de su padre entre ellas la batalla de Bannockburn.

 

Segundo Día

En la mañana del día 24 de junio, Eduardo II ordenó al conde de Gloucester que realizara una carga general contra los escoceses. Sin embargo, la carga de caballería se estrelló contra la gran formación escocesa de picas comandada por Bruce. El mismo conde de Gloucester murió empalado por las lanzas como otros tantos caballeros. Ante el fracaso de la carga los caballeros huyeron hacia sus puestos mientras eran perseguidos por la infantería escocesa la cual realizó una verdadera sangría entre los ingleses. Mientras, el rey inglés en un esfuerzo desesperado mandó a sus arqueros que dispararan contra los escoceses, pero fueron dispersados rápidamente por la providencial caballería escocesa de Robert Keith. La intervención de la retaguardia escocesa provocó la total retirada del ejército inglés. Eduardo II tuvo que huir al galope del campo de batalla sobre las tres de la tarde del día 24. Llegó pronto al castillo de Dunbar desde donde cogió un barco de vuelta a Inglaterra.

 

Consecuencias

Los ingleses perdieron un total de 9.000 hombres mientras las bajas escocesas fueron muchas menos. Las formaciones de piqueros provocaron el principio del fin de la caballería en esta batalla.

La segunda guerra de la independencia escocesa acabó con victoria de los rebeldes contra la invasión inglesa tras esta victoria. El rey escocés Roberto I consolidó su poder y recuperó la independencia de Escocia, que perduró hasta el siglo XVII.

One Comment so far:

  1. Sr WordPress dice:

    Hola, esto es un comentario.
    Para borrar un comentario simplemente accede y revisa los comentarios de la entrada. Ahí tendrás la opción de editarlo o borrarlo.