La personalidad de los whiskys escoceses.

Speyside: La Malta mas apreciada de Escocia
12/02/2018
Vocabulario básico de los amantes del Whisky
12/02/2018

En Escocia no existe una clasificación oficial de las diferentes regiones del whisky, al estilo de las denominaciones de origen de los vinos españoles, pero sí poseen una personalidad regional bien definida. Aunque existen algunas interesantes excepciones, el carácter tradicional de un single malt de Speyside o un ahumado malta de Islay es distintivo. Los principales elementos que marcan estos dos extremos, son: el tipo de agua que utilizan, siendo más finos los whiskys de manantiales que fluyen por un suelo de granito (Speyside), que los que discurren por campos de turba (Islay); y el secado de la cebada con fuego de turba, que marca un importante ahumado en los maltas de las islas, mientras en Speyside éste proceso se realiza con carbón; y podemos citar como un tercer factor, el clima de la región donde se ubica la destilería, y que afecta el ritmo en que madura el whisky en la barrica. Son cuatro las principales regiones de los maltas de Escocia:

cata whisky·Lowlands: las Tierras Bajas escocesas, región situada al sur de una línea imaginaria entre Edimburgo y Glasgow, es la más cálida del país, por lo que sus maltas maduran con rapidez. De esta región procede gran parte de la cebada del whisky escocés, y sus maltas son suaves, dulces y untuosos, muy fáciles de beber.

·Highland: En las Tierras Altas del norte de Escocia se elaboran whiskys de malta muy sabrosos y rotundos, con cuerpo y de gran carácter. Dentro de esta extensa región se encuentra la prestigiosa comarca Speyside. Las Tierras Altas es una extensa región, que posee las montañas más altas de Escocia, los montes Grampianos, salpicados de hermosos castillos, profundos lagos, y colinas cubiertas de brezo. La postal más conocida del país.

·Islas:Los maltas de las islas Hébridas interiores, situadas en la costa oeste de Escocia, se caracterizan por la rotundidad de notas ahumadas, debido al extendido uso de turba. Comprende los whiskys de Skye, Mull, Jura y la célebre Islay, ubicada a tan solo 20 millas de la costa irlandesa, donde nacen los maltas con más turba del mundo. Los maltas de las islas Hébridas Interiores se caracterizan por su marcadas notas salinas, marinas y de algas, debido a las fuertes tormentas que sacuden su costa, y que impregnan los almacenes de maduración. Muchos de ellos mantienen el estilo tradicional de secado de la cebada germinara con fuego de turba, que le aporta un cálido perfume ahumado.

·Speyside: En el conocido como jardín de Escocia, por su clima suave casi tropical para estas latitudes, se elaboran unos single malt equilibrados, sabrosos y elegantes, con notas afrutadas y de carácter redondo. Esta región se sitúa en la ribera del famoso río salmonero Spey, y concentra la mitad de las destilerías de Escocia. En sus valles, denominados glen en gaélico, se cultiva la cebada, y los numerosos manantiales que discurren por un suelos de granito, contribuyen a la distintiva finura y elegancia de sus maltas.
La mayoría de los single malta que nos llegan a nuestro país y los más consumidos, proceden de Speyside. Nombres como Glenlivet, Macallan, Glen Grant, Balvenie, Glenfiddich, Glenrothes o Benromach, y que hacen soñar a los buenos aficionados a las sensaciones intensas pero elegantes de sus maltas favoritos.

Cómo disfrutar de los maltas escoceses

Si algo caracteriza a los destiladores de whisky escoceses es su pragmatismo, pues cuando se les pregunta sobre la mejor fórmula para beber su espirituoso siempre contestan: cada uno como mejor lo disfrute. Eso sí, suelen estar de acuerdo en que añadir unas gotas de agua al whisky permite desarrollar mejor los aromas de estos, y despliega un gama muy seductora, con notas diferentes respecto a las que percibimos al principio. La mejor copa para disfrutar de estos whiskys premium es similar a los catavinos jerezanos, con la boca algo más cerrada, y con pie alto para no calentar el malta, que en Escocia denominan copita (en español). Aunque la copa oficial de su degustación tiene forma de flor de cardo, con sus bordes abiertos, aunque tal vez tenga que ver con esta flor, el símbolo oficial de Escocia.
whisky cata vino
Algunas destilerías consideran que la mejor forma de degustación del malta es en un vaso bajo, donde se oxigena más el whisky y se abren sus aromas. Pero lo que supone toda una herejía es añadirle hielos, que cierran los aromas por el contacto con el frio, o bautizar esta gama de whiskys single malt con burbujeantes refrescos dulces. Aunque en la intimidad, cada uno disfruta de su malta como considera más satisfactorio para su gusto personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up